Faltan 6 días para que se celebren las 12 horas de Bathurst, actualmente conocidas como Liqui moly Bathurst 12 Hours.

Una carrera de resistencia para GTs y coches de producción organizado en el Circuito de Mount Panorama, en Bathurst, Australia en febrero cada año. La primera carrera fue celebrada en 1991 para coches de producción y fue movida al Eastern Creek Raceway de Sídney en 1995 antes de ser interrumpida. La carrera fue revivida en 2007, otra vez para coches de producción, antes de añadir una clase nueva para GT3 y otros coches GT en 2011. Esto ha causado una exposición tanto doméstica como internacional sin precedentes para el acontecimiento. En total, dieciséis carreras han tenido lugar; quince en Mount Panorama y una en Eastern Creek Raceway.

La última decoración que nos trae Black Arrow para su GT3 Italia corresponde al equipo Trofeo Morossport que compitió en la edición de 2015 que ganaron los pilotos Katsumasa Chiyo, Wolfgang Reip y Florian Strauss (que sustituía a Alex Buncombe, padre esa semana), montados en un Nissan GT-R NISMO.

El japonés protagonizó un final espectacular al realizar una fulgurante resalida tras Safety Car a cuatro minutos para la bandera a cuadros, pasando en apenas dos curvas del tercer puesto al liderato.

Chiyo hubo de superar a Laurens Vanthoor (que compartía coche con Winkelhock y Mapelli), lastrado por la escasa punta de los Audi R8, y Matt Bell, quien se repuso de un golpe de calor al inicio de la prueba para liderar a falta de pocos minutos para el final. Sin embargo el británico de Bentley debió conformarse con el cuarto puesto final al verse superado en la última curva tanto por Vanthoor como por Stefan Mücke (en un Aston Martin compartido con O’Young y MacDowell).

Otro dato interesante de la edición de ese año fue que Andy Soucek se convirtió en el primer piloto español en competir en Bathurst (aunque un australiano de padres españoles como José Fernández ya disputó la Bathurst 1000 en el pasado) al estrenar su estatus de ‘Bentley Boy’, aunque fuera con escasa fortuna: tras una carrera marcada por varias sanciones su Continental GT compartido con Maximilian Buhk y Harold Primat se paró en pista a menos de una hora del final.

 

Para esta carrera la escudería Trofeo Motorsport contrató al ex F1 Ivan Capelli, os traduzco una noticia hablando del coche para esta carrera:

Bathurst: Trofeo Motorsport Recruit Ex-F1 Driver

Después de un año sabático en 2014, el Trofeo Motorsport de Melbourne volverá a la parrilla para el Liqui-Moly Bathurst 2015 de 12 horas, los pilotos australianos de GT ahora montados en Ferrari, que se adaptarán más que a su piloto internacional que regresa, Ivan Capelli.

Capelli es bien conocido por los fanáticos australianos y por Trofeo Motorsport por quien ha competido en el pasado, el italiano tiene una gran afinidad con el producto Ferrari luego de disputar el campeonato mundial de Fórmula Uno de 1992 para el equipo como parte de una carrera que abarcó 98 carreras. Grandes premios entre 1985 y 1993.

Ahora, el presidente del Automóvil Club de Milán (que opera el famoso circuito de Monza), un experto comentarista de F1 para la televisión italiana RAI y el propio programa televisivo de Trofeo 'The Pits', Capelli se une al propietario del equipo Jim Manolios y al impresionante recién llegado Ryan Millier a bordo del Ferrari 458 Italia GT3 espec. 2012 del equipo.

"Tengo muchas ganas de volver a Bathurst", admitió Capelli. “Me gusta el circuito, realmente recompensa el compromiso, sin embargo, no me hago ilusiones sobre lo difícil que será. Desde 2013, el campo se ha vuelto mucho más fuerte, con un número de equipos de alto perfil exitosos de todo el mundo participando en el evento, por lo que será un gran desafío, pero sin duda estoy deseando volver al volante de un Ferrari. Y estoy deseando volver a ser parte del equipo Trofeo Motorsport una vez más ".

Hace poco, Trofeo realizó un shakedown del automóvil en Phillip Island durante dos días, al mismo tiempo que probaba los tres compuestos que Pirelli tendrá disponibles en Bathurst durante las 12 horas, admitiendo que Manolios estaba impresionado con la durabilidad del caucho más suave.

"Sabemos lo bueno que es el DH que usamos como neumático de control para el Australian GT Championship, es el neumático que rompió el record de la vuelta de GT en Bathurst el año pasado, pero hasta ahora no habíamos tenido una buena oportunidad de retroceder. - contra los neumáticos compuestos DM (medio) y DS (suave), y son muy impresionantes.

"Obviamente, el DH puede duplicarse y, si es necesario, triplicarse como lo vimos el año pasado, y en temperaturas más bajas, como el inicio de la carrera, o si está muy nublado, el DM será una opción fantástica, ya que potencialmente es unos neumáticos más rápidos, mientras que el DS podría ser una elección inspirada para un inicio de primera fila en la calificación ".

Y tras un poco de lectura histórica pasamos a ver unas fotos del modelo de slot:

Como siempre Black Arrow nos presenta este coche decorado en su característica caja de cartón negra, que como ya dije cuando hablé del Black Bull me encanta, para mi gusto es la presentación más elegante en un coche de slot de competición.

Es característico también que el coche no venga montado, lo cual me parece perfecto, porque si lo quieres para vitrina, tienes que desmontarlo para utilizar las piezas que trae, que son buenas, y si lo quieres para rodar, pues todos cambiamos algo y preferimos afinarlo a nuestro gusto.

No voy a entrar en los componentes que trae este coche, puesto que ya es conocido por todos que BA siempre trae piezas de primera. Además en la tienda están la descripción.

El acabado negro mate es precioso, y la decoración está muy bien conseguida, además de ser preciosa, un coche negro es un poco rollo para correr porque no se ve bien, pero vaya si merece la pena, es precioso.

De esta decoración hay 2 detalles que me encanta, ese culito precioso:

Y el símbolo de Ferrari, bien grande en los laterales, ufff, sin palabras!!

Un saludo a todos!!

Javier