La mayor diferencia de correr en casa a correr en un club, puede parecer una pista más grande, puede que electrónica, reglamentos, absurdos o no, mandos con muchas ruedas y botones que no sabemos para qué sirven...

Pero la mayor diferencia no es esa la diferencia son los comisarios, en casa se corre solo o con poca gente por lo que se inventan juegos como la perilla (en el blog explico el juego) o hay que ir a colocar el coche, y en circuitos de cierta envergadura eso ya son palabras mayores, andas más que pilotas.

En una carrera de club hay más gente por lo que ya no hay que ir por los coches, ahora hay un compañero que se encarga de ponerte el coche.

Vamos a ver cómo funciona para el que no ha tenido oportunidad de verlo.

En rally, se hacen grupos de al menos 3 pilotos, 1 corre y los otros dos asisten, si hay más pues descansan, es curioso porque corres más que un tonto, circuito arriba y circuito abajo.

En algunos sitios el primer reparto es aleatorio y es un jartón de reír cuando toca un piloto de WRS con algún novato.

Para el que no lo sepa los WRS son yogurteras con motor en ángulo, eso no te da tiempo a seguirlo con la mirada, imagina con los pies. Y cuando ves al chaval en el primer tramo corriendo literalmente de una punta a otra siempre mal colocado, se te pone esa sonrisa en la cara diciendo, va a dormir toda la noche del tirón después de esto.

En velocidad es distinto, cada comisario tiene un puesto y hay que estar pendiente de la zona.

El trabajo parece simple, colocar los coches que se salen en su carril, con un detalle, colocar primero al que sacar, todo esto lo más rápido posible.

Aquí hay cosas que son comunes en todos sitios:

  • Los más novatos en las peores curvas, los viejos del lugar siempre aligeran para coger los mejores sitios.
  • Hay uno muy nervioso que está tan atento que cuando se sale alguno da un brinco tan grande que tarda un huevo en atinar.
  • Al que le cuesta levantarse de la silla.
  • El que hace de espectador y va narrando la carrera, pero no mira su curva.
  • El que está tan metido en su función que no te deja ver el carril.
  • El que hay que decirle la otra 3.
  • El que siempre coloca bien la guía antes de poner el coche. Aunque vuelva a su sitio perfectamente.
  • El que tiene la mano tan grande que saca al de al lado y encima arranca el retrovisor.
  • El que siempre tiene la escusa de que la guía no vuelve correctamente y por eso no entra en el carril.
  • El que está poco ágil y para seguir al coche le da golpes al circuito y tienes un rally-terremoto.

Todos somos o hemos sido poco de todos estos estereotipos, la solución es siempre la misma, no salirse, pero eso es muy bonito decirlo y más complicado que se haga realidad, sobre todo cuando el manazas de la 2 te echa tres veces la misma manga.

Aunque si nos toca algún comisario que no está inspirado lo último es recriminarle, puesto que lo pondremos o más nervioso o de mala leche, lo cual actuará en vuestra contra seguro.

En la estrategia de carrera de cada uno hay que incluir a los comisarios que tienen alrededor. Aflojar en distintas fases de la carrera te harían ganar algunas posiciones, por el nerviosismo y por el tiempo perdido en las salidas.

¿Tienes algún compañero que se amolde a alguno de estos estereotipos?

¿Me he dejado atrás a alguna? Comenta y lo añadimos.

Agradecer a Miguel HC que me sugirió esta idea.

Pues esto es todo mis queridos pilotos

Comentarios (2)

    • angel luis
    • 2019-10-08 16:35:06
    buenas tardes Javier. acertado articulo de una pieza fundamental en los rallys de hace años... desgraciadamente ahora por circunstancias es difícil ver a los comisarios salvo pruebas importantes y de relevancia. aunque el ambiente en el 99,99% de las veces es espectacular en los clubs tener la figura de un "arbitro juez" al lado tuyo despeja muchos malos entendidos entre pilotos. pequeños descuidos como poner el coche mas adelantado de lo que debería, la típica repetir la salida por que ha habido un problema en la primera curva o el descuido de apuntarse entre amigos y colegas... ojo que todo sin maldad... que una vez un colega mío me casco 10 segundos de mas en una tramo y claro nos dimos cuenta ya tarde (al entregar los tiempos) y me los comí con patatas... jajajajaja pero igual que a veces te perjudica otras veces te beneficiará y ni te das cuenta. aunque innecesarios por jugar entre amigos-colegas creo que se hacen fundamentales por el buen funcionamiento de la competición al igual que las verificaciones hasta en los rallys de soleteros contra casados... que si no el día que verifican a fondo en algún evento importante te puedes llevar alguna desagradable sorpresa. buen articulo de historia reciente del slot... jejejeje
    • hector
    • 2019-10-11 17:12:45
    excelente articulo. aunque no he corrido nunca un rally, si he ido a varios y he visto todo lo que dices. una vez se me ocurrió intentar ayudar y me dijeron amablemente que gracias pero que mejor alguien que "pilotara" y jajajajaa viendo lo rápido que ponían los coches lo entiendo perfectamente y no guardo ningún rencor, al revés me río cada ver que lo recuerdo. los comisarios nunca los he visto, pero como te digo yo voy de vez en cuando a ver, no a correr. debe ser tenso saber que hay alguien controlando que no hay nada raro aunque solo sea por la sensación de verse observado. jajajajaja. enhorabuena Javier.
Artículo añadido a la lista

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.