Black Arrow nos trae la primera decoración de su último modelo: el Black Bull.

Se reproduce el coche del equipo alemán Munnich Motorsport  All Inkl Racing (quien lo diría con banderas de Alemania por todo el coche) que disputó durante la temporada 2011 las Blancpain Sprint series.

Viene en una elegante caja negra tan característica de la marca que le da ese toque de distinción y ya da a entender que trae dentro un producto donde se mima el detalle.

Foto de la caja

Este coche montado para colocarlo directamente en la vitrina ensamblado para no tener que trastear nada para exponerlo, en mi opinión lo expondría en su caja, ¿os he dicho ya que me encanta la manera que tiene de presentar sus modelos Black Arrow?

Mirad que acabados, sin ser los colores que más me gustan para un coche de slot queda una decoración espectacular.

Vamos a hablar del material:

Se puede decir que trae material de competición para no tener que añadir mucho más, es de los pocos modelos que incorporan la suspensión y llantas aligeradas de serie.

Una vez abierto vemos que los chicos de Black Arrow han intentado contentar a todo el mundo con los componentes utilizados para este coche.

PROS:

- Se agradece que traiga una configuración en ángulo, que en la categoría en la que corre es lo más utilizado.

- Relación piñón-corona adecuada para el uso casero.

- Llantas delanteras aligeradas con neumáticos sin agarre.

- Llantas traseras aluminio con gomas que no son de relleno.

- Como esta marca solo tiene material de competición, ninguno de sus componentes son de relleno.

- Trae suspensión (creo que es de los pocos que lo incorporan de serie, por poco que valgan unos muelles se agradece).

- Trae tornillería de regulación TORX.

CONTRAS:

- Aunque aligeradas las llantas delanteras son bastante grandes para mi gusto (ojo que quedan geniales).

- Unas llantas tan grandes son muy estéticas pero complican llevar el coche por la pista al alejar tanto el motor del carril, sin contar que el motor que trae no frena demasiado.

- El motor es genial para circuitos grandes, en circuitos caseros peca de tener poco freno.

- Trae tornillos TORX. Serán mejores por muchas cosas pero sigo manteniendo que si para utilizarlos no puedo ir a la caja de herramientas básica ya no me gusta.

- No me entusiasma la guía. Aunque es una guía totalmente válida, no es el caso que hay que quitarla en cuanto se monta.

Sobre cómo va en pista no voy a hablar, puesto que es un modelo que ya lleva tiempo demostrando que es rápido y versátil, sin contar los triunfos que va coleccionando.

¿Lo recomiendo para comprar? Si, 70 € puede sonar a mucho, pero es un modelo bien presentado, con buen material y lo más importante, cuando lo tienes en las manos sabes que lo vas a disfrutar.